La historia de la ropa interior

La historia de la ropa interior

La ropa interior femenina, ha sufrido muchas variantes con el pasar de los años. De hecho en los años 1800, dicen que las mujeres no usaban bragas, o al menos lo que hoy en día se conoce como tal. Sino unas enaguas caseras. Con el tiempo, se fueron confeccionando prendas cada vez más prácticas y bonitas. Hasta el día de hoy cuando realmente la ropa interior femenina, no solamente cumple una función práctica, sino que además es atractiva. De manera que esta es la historia de la ropa interior.

Fue  en la Edad Media cuando  se comenzó a utilizar una ropa interior muy sencilla. Confeccionada con tela de lino. Por sostenes o lo que hoy se conoce como brasieres, se usaban una especie de fajas que sostenían  los senos de la mujer. Y por pantaletas o bragas se usaban una especie de “guayucos” tales como los que usaban los indígenas cuando llegaron los conquistadores. Estas, elaboradas también en telas muy sencillas. A diferencia de la blonda que se utiliza hoy en día para confeccionar exquisitas prendas femeninas. Y que además se encuentran en cualquier corsetería.

Además otra de las razones por las que se le comenzó a dar uso a cierta forma de ropa interior. Fue para proteger los suntuosos trajes que utilizaba cierta clase de mujeres de las altas esferas sociales, Allí comenzaron los corsetes, y las enaguas propiamente dichas. Luego se hizo tan común, que ya hasta las mujeres de condición más humilde utilizan ropa interior, aunque sean confeccionadas con telas muy económicas.

Tipos de ropa interior femenina que se pueden conseguir en una corsetería

Ahora vamos a enumerar algunas variantes existentes en la ropa interior femenina:

  • Las bragas o pantaletas, son aquellas destinadas a cubrir el pubis y las nalgas de las mujeres.
  • Los sostenes o brasieres, destinados a cubrir los pechos o senos de las mujeres.
  • Corset, es una prenda femenina que ajusta el tórax de las mujeres. Estos son elaborados en telas muy finas y llamativas y además pueden fungir de cotas. Siendo un complemento de una falda, también muy suntuosa.
  • Los ligueros, son piezas que complementan el atuendo femenino y sirven para sostener las medias de nylon de media pierna.
  • Las medias de nylon, son medias propiamente dichas, pero las hay de diferentes modelos. De manera que algunas están confeccionadas para cubrir solo la planta del pie. Estas se conocen como plantillas, hasta las que cubren toda la pierna y llegan hasta la cintura, son las que conocemos como medias panty.
  • Los fondos, se les llama fondo a unas faldas muy sencillas confeccionados en tela de nylon y su utilidad, es disimular la raleza de algunos vestidos que han sido confeccionados en telas muy vaporosas.
  • Armadores, son un tipo de falda que se confecciona en tela de tul almidonado. Y su uso es para armar, o darle volumen a las faldas amplias. Este tipo de prendas, solo se utiliza para trajes de gala.

Bueno, estas son las prendas de vestir más conocidas dentro de la ropa femenina. Pero pueden existir cada una de ellas con varios nombres, según la modalidad y la tela con la que estén confeccionadas.

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*